Sobre mí

 

 

Hola, bienvenido/a a este espacio, me llamo Raquel y, en esta página, quiero transmitirte cómo siento y entiendo lo que es un proceso de terapia.

 

 

Proceso terapéutico

El primer aspecto del que te quiero hablar es algo que, para mí, es primordial en este camino. Esto es, la relación que construiremos entre tú y yo. Quiero comentarte que, si decides recorrer un proceso terapéutico junto a mí, tú y yo, poco a poco, iremos formando nuestra propia manera de relacionarnos. Esta relación estará basada, en todo momento, en el respeto, la confianza y el apoyo. Para ello, tú y yo, hablaremos mucho, mucho, mucho.

 

El segundo factor que, para mí, es muy importante es que, un/a profesional de la psicología, más allá de títulos y conocimientos teóricos (que son necesarios pero no suficientes) tiene que tener un conocimiento personal. Por ello, he realizado un trabajo interno, que me ha permitido (y me sigue permitiendo) saber hasta dónde puedo llegar y hasta dónde no, es decir, cuáles son mis puntos fuertes y cuáles mis limitaciones, como persona y como profesional. Considero que el hecho de comprender y haber transitado por mi propio sufrimiento como ser humano, y por mi propia historia personal, me puede permitir comprenderte y apoyarte en el tuyo, tratando de ponerme en tu lugar y de entender cómo estás sintiendo y entendiendo “esto que llamamos vida”.

 

Un tercer punto que considero necesario es que el espacio sea un lugar donde te puedas sentir cómoda/o y segura/o para poder explorar dentro de ti. Por este motivo, he creado este lugar con mucho amor y dedicación. El espacio que te ofrezco es un pedacito de mí, donde cada día me permito practicar con todo aquello que he ido aprendiendo a lo largo de mi vida, al mismo tiempo en el que yo, también, me continúo transformando.

 

 

Aquí realizaremos la terapia individual, la de pareja, así como diferentes talleres y cursos. Este espacio también puede dar cabida a otros profesionales que trabajen en esta misma línea.

 

 

Aprendizaje y transformación

Desde que comencé a trabajar en esta hermosa profesión, lo único que ha sido constante es el aprendizaje. Cada persona que se acerca a mí y abre su corazón, me abre todo un abanico de posibilidades que me llevan a seguir estudiando, actualizándome y, como no, trabajándome a mi misma. En estos años de gran aprendizaje, dentro de mí, se ha producido una gran transformación.

 

La gran pasión que siento hacia mi profesión la convierte en toda una aventura, en la que me confronto conmigo misma, cada día, frente a cada persona. Por ello, te puedo asegurar que la Raquel que comenzó en esta andadura, poco tiene ya que ver con la Raquel actual y, espero que, dentro de unos años, poco tenga que ver con la que soy ahora. Esta es mi forma de entender la vida y la terapia: “un constante proceso de aprendizaje, de cambio, de transformaciones, donde, cada día, poder convertirnos en mejores personas, tratándonos con más respeto, cariño y amor”. De la misma manera en la que yo me he transformado, inevitablemente, también lo ha hecho mi forma de trabajar.

 

Como “cada maestrillo tiene su librillo”, te diré que yo entiendo la terapia como un camino y/o recorrido en el que trataré de acompañarte a que aprendas a gestionar tus emociones y pensamientos, así como a escuchar tu cuerpo, con sus síntomas, y a descifrar aquello que está tratando de decirte. Para mí, los síntomas que tenemos son grandes amigos (a pesar de que a veces nos cueste verlos de esta manera) que nos están tratando de dar un mensaje maravilloso, sobre cambios que tenemos que hacer, cosas que tenemos que dejar, cuidados que tenemos que darnos y un largo étcetera.

 

En estas líneas, te he contado, un poquito, lo que, para mí, es un proceso terapéutico, o dicho de otra manera, “la vida”.

 

Si te sientes identificado/a con lo que te he contado y crees que soy la persona adecuada para acompañarte en este camino, si estás dispuesto/a a comprometerte contigo y a trabajar en tu interior, estaré encantada de acompañarte a recorrer esta aventura. “A eso me comprometo”. Si no es así, te deseo que encuentres aquello que buscas y que sea lo mejor para ti.

Si quieres  ver un resumen de mi "curriculum formativo" pincha aquí